La campaña “Contra el trabajo infantil, yo elijo Comercio Justo” invita a la ciudadanía del Camp de Morvedre a mostrar su compromiso ante esta problemática

Naciones Unidas ha declarado el 2021 2Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil». Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se celebra el sábado 12 de junio, LA TENDA DE TOT EL MÓN, junto al resto de las organizaciones de Comercio Justo de la Coordinadora Estatal, recuerda que detrás de muchos de los productos que consumimos de manera cotidiana hay explotación laboral de menores, e insiste en la necesidad de un Consumo Responsable y Crítico.

Los datos de la Organización Internacional del Trabajo revelan la magnitud de esta realidad, que además se está agudizando debido al aumento de la pobreza, al cierre de escuelas, y otras consecuencias derivadas de la pandemia de la covid. En la actualidad, 152 millones de niños y niñas trabajan, casi la mitad solo tienen entre 5 y 11 años. Por sectores, el 70% está empleado en la agricultura. Por regiones geográficas, la mayor prevalencia se da en África, donde 1 de cada 5 menores trabajan.

Sin embargo, las cifras podrían ser mayores ya que una gran parte de los productos que consumimos están elaborados con materias primas de todo el mundo, y son procesados, ensamblados, envasados y adquiridos en todos los mercados. En estas cadenas de producción se esconden diversas formas de explotación laboral infantil que a menudo son invisibles y difíciles de medir. Así lo constató el informe “Erradicar el trabajo infantil, el trabajo forzoso y la trata de personas en las cadenas mundiales de suministro” (OIT, OCDE, OIM, UNICEF) de noviembre de 2019.

El Comercio Justo prohíbe la explotación laboral infantil. Este es uno de los principios esenciales que deben cumplir las más de 3000 organizaciones productoras (de alimentación, textil, cosmética, complementos, juguetes,…) que pertenecen a esta red internacional de Economía Solidaria. Además, deben adherirse a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño/a y a las leyes nacionales o locales sobre este aspecto. Por otro lado, gran parte de ellas invierten la prima social que les aporta el Comercio Justo en iniciativas relacionadas con la educación de los niños y niñas (escuelas infantiles, becas, ayudas para material escolar o transporte, etc).

Un chocolate amargo

La producción de cacao es uno de los sectores en el que hay una mayor incidencia de trabajo infantil. Costa de Marfil y Ghana son los dos principales países productores con más del 60% del cacao mundial.  En estos dos países, se calcula que 2,1 millones de menores trabajan en el cultivo del cacao realizando tareas peligrosas como soportar cargas pesadas, manipular productos químicos o trabajar con machetes.

A pesar de las iniciativas de auto-regulación llevadas a cabo en los últimos años por parte de la industria del chocolate, el Barómetro del Cacao de 2018, concluye que “ni una sola empresa o gobierno se encuentra cerca del objetivo de eliminar el trabajo infantil, ni siquiera del compromiso de reducirlo en un 70%”.

En la comarca tenemos como alternativa “Cacau Morvedre”, producto de Comercio Justo con cacao libre de explotación infantil y que respeta el medio ambiente.

La campaña “Contra el trabajo infantil, yo elijo Comercio Justo” invita a las familias, centros educativos, y a la ciudadanía en general, a hacerse fotografías con este mensaje o con algún producto de Comercio Justo, y publicarlo en las redes con la etiqueta #ElijoComercioJusto. Las imágenes de la campaña se pueden descargar en la web www.comerciojusto.org.

Esta actividad cuenta con la colaboración de la Regidoria de Cooperació Internacional de l’Ajuntament de Sagunt.

+ info en: https://endchildlabour2021.org/es

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados