Yo consumo, Yo sumo

La Coordinadora Valenciana de ONGD, compuesta por más de un centenar de organizaciones, pide a la juventud valenciana un cambio en sus hábitos de consumo para respetar los derechos de las comunidades productoras. Frente a la imposibilidad de organizar a causa del COVID-19 los tradicionales eventos por el Día del Comercio Justo, las entidades valencianas lanzan la campaña “Yo consumo, yo sumo”. El mensaje es claro: todos y todas, pero especialmente la gente joven, sumamos para construir un entorno sostenible y justo.

Un sector en crecimiento

El Comercio Justo es uno de los sectores en constante crecimiento en España. Según el último informe elaborado por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ), la facturación obtenida por los productos de Comercio Justo durante el año 2019 – último año del que se disponen datos – supuso un incremento de 60 millones de euros respecto a lo recaudado en 2018, alcanzando los 138,5 millones de euros de facturación. El factor fundamental fue la entrada de 892 productos de 116 nuevas marcas con el sello de Comercio Justo Fairtrade, así como el aumento de las ventas en las tiendas de Comercio Justo.

Con este aumento de las ventas, el consumo medio por habitante en productos de Comercio Justo ascendió a 2,92 euros en 2019, lo que supone el mayor incremento de este dato de los últimos años. A pesar de ello, nuestro mercado crece a un ritmo menor del producido a nivel internacional.

Como indica Cristina Ramón, presidenta de la Coordinadora Valenciana de ONGD, “todavía queda mucho trabajo por hacer en este sentido y, en el proceso de construcción de un planeta más justo y sostenible, la juventud tiene un papel fundamental”. Es por ello que la campaña “Yo consumo, yo sumo” busca atraer la atención del público joven a través del rap “Yo sumo”, en el que son las voces de los raperos y raperas Arianna Puello, Zénit, McKea, Kultama, Elane y Artes cuestionan nuestros hábitos de consumo y producción actuales e invitan a la juventud a sumarse al comercio justo y sostenible.

Imagen Yo Consumo Yo sumo

Trabajo infantil

El comercio justo nació hace más de 60 años como una alternativa al comercio tradicional. Sus objetivos son mejorar el acceso al mercado de las comunidades productoras más desfavorecidas y cambiar las reglas injustas del comercio internacional que consolidan la pobreza y la desigualdad. Entre las cuestiones que garantiza se encuentran el respeto al medio ambiente, a los derechos de las personas trabajadoras y a la igualdad de mujeres y hombres, y el fin de la explotación laboral infantil.

Este último resulta un hecho especialmente relevante tras haberse declarado 2021 como el Año Internacional para la eliminación del Trabajo Infantil. Como denuncia la Organización Internacional del Trabajo, actualmente 152 millones de niños y niñas son víctimas del trabajo infantil, y la pandemia de la COVID-19 está empeorando esta situación.

Yo consumo yo sumo ropa

Dónde encontrarlo

Los artículos de comercio justo se pueden encontrar en tiendas de Comercio Justo, donde se puede conocer el origen de los productos y obtener más información sobre esta alternativa al comercio tradicional. Para encontrarlas, la Coordinadora Valenciana de ONGD dispone de un espacio en su web con el listado de entidades socias especializadas en comercio responsable y justo: La Tenda de Tot el Món, Oxfam Intermón, Ecosol/Petjades, Cáritas, Solidaridad Internacional PV, PROYDE, PROCLADE y Fundació Pau i Solidaritat. Además, se pueden encontrar productos de Comercio Justo en supermercados, herboristerías y tiendas de productos ecológicos.
Impacto de la pandemia

Reconstruyamos con justicia

Además, en este Día Mundial del Comercio Justo, la Coordinadora Valenciana de ONGD se une a la declaración “Reconstruyamos con justicia”, apoyada por más de 200 organizaciones en España y por las principales plataformas internacionales de comercio justo, economía social y solidaria, agroecología, finanzas éticas y cooperativismo. En esta declaración se hace un llamamiento a instituciones y representantes políticos para pedir cambios hacia un modelo económico y comercial global más justo y sostenible en la era post-COVID.
La pandemia y sus medidas de distancia social y aislamiento están teniendo un gran impacto en las personas más vulnerables de nuestras sociedades, incluidos los pequeños productores y productoras, trabajadores y trabajadoras.

Yo consumo yo sumo plátano

Volver a la actividad comercial habitual después de la pandemia reforzaría las desigualdades y la insostenibilidad de nuestro sistema actual. En cambio, se necesita una transformación de la economía y la gobernanza de las cadenas de suministro mundiales, no sólo en favor de los intereses de pequeños productores y productoras, sino también en los intereses de las generaciones presentes y futuras.

Compartir la campaña

En este enlace podéis descargar todos los materiales audiovisuales (video clip, las grabaciones de cada uno de los raperos, y material gráfico para redes sociales) para difundir la campaña. ¡Os animamos a hacerlo

La Coordinadora Valenciana de ONGD, compuesta por más de un centenar de organizaciones de la Comunitat, pide a la juventud valenciana un cambio en sus hábitos de consumo para respetar los derechos de las comunidades productoras. Frente a la imposibilidad de organizar a causa del COVID-19 los tradicionales eventos por el Día del Comercio Justo, que se celebrará a nivel mundial este sábado 8 de mayo, las entidades valencianas lanzan la campaña “Yo consumo, yo sumo”. El mensaje es claro: todos y todas, pero especialmente la gente joven, sumamos para construir un entorno sostenible y justo.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados